Las Cerraduras Electromagnéticas I

Control de Accesos

Cerraduras Electromagnéticas:

Que son, Cómo se emplean y Cómo se Instalan.

Las cerraduras magnéticas, electromagnéticas o cerraduras sin llave, se están convirtiendo en un referente importante como sistemas de control de accesos en lugares públicos y con mucha circulación de personas. Llevan empelándose muchos años y es una opción muy favorita para salidas de emergencia aunque menos preferida por los usuarios particulares. ¿Qué sabeis en realidad sobre su mecánica e instalación?

Su uso aunque mayoritariamente industrial esta evolucionando y su empleo va en aumento. Estas cerraduras presenta en la actualidad un gran número de variantes cada una asociada a diferentes usos y tecnologías

¿Que son las cerraduras electromagnéticas?

Empezemos por los sencillo, una cerradura es un dispositivo de cierre que posee un mecanismo que desliza varios pestillos hacia unos o varios cerraderos colocados en el marco dentro de los que se insertan, bloqueando la puerta. Lo que parece una definición aparentemente obvia, pero no lo es tanto cuando consideramos que no todas las puertas están hechas para quedar cerradas o bloqueadas, y por ello no todos los mecanismos son de cierre y bloqueo. Es fácil examinas las puertas en su propia casa (terrazas, patios, etc..) y comprobar las diferencias de accesos, la diferencia se ve rápidamente.

Si ya tengo una idea del tipo de acceso que tengo y de cuánto o cómo quiero limitar el acceso de la personas a ese espacio (Control de Acceso) empiezo a tener datos para elegir un tipo u otro depuerta o cerradura.

La distinción entre los diferentes tipos de cerraduras empieza por el tipo de mecanismo que emplea para cerrar pestillos y bloquear la puerta, distinguimos:

  • Cerraduras mecánicas
  • Cerraduras eléctricas
  • Cerraduras electrónicas
  • Cerraduras con mando a distancia

Diferentes puertas tienen diferentes usos, y por tanto necesitarán diferentes sistemas. Transformar un acceso en “seguro” no implica bloquearlas y blindarlas todas de la misma manera (eso genera inconvenientes, falta de sentido práctico en algunos accesos, molestias, problemas de mantenimiento, etc..), sino que se debe usar el sistema adecuado para cada una. Analize primero lo que realmente necesite.

Las cerraduras electromagnética son adecuadas para espacios donde puede circular mucha gente, pero al mismo tiempo no pueden quedar libremente abiertos pero pueden necesitar de desbloqueo o apertura a distancia. Un ejemplo son las salidas de emergencia o las puertas antipánico.

¿Cómo son las Cerraduras Electromagnéticas?

Frente a otros modelos, éstas se diferencian en que están formadas por dos partes o elementos:

  • Un cuerpo que contiene un electroimán (Bobina Magnética) de relativa potencia por la cual circulará una corriente eléctrica, y que irá fijado en el marco de la puerta.
  • Una placa metálica alargada de contacto instalada sobre la puerta objeto de control de acceso (llamada pieza polar o pieza móvil).
Detalle del Cuerpo Electromágnético y Placa de Contacto

Detalle del Cuerpo Electromagnético y Placa de Contacto

 

Posiciones relativas una vez instaladas

Estructura de Instalación y posiciones relativas mas habituales

¿Cómo Funcionan?

Los dos componentes están en contacto unos sobre el otro cuando la puerta esta cerrada. Cuando se activa el flujo de corriente eléctrica, el cuerpo que contiene el electroimán generará un campor magnético que atraerá con fuerza la placa metálica, creando una fuerza de presión que cierra y bloquea la puerta, así de sencillo.

¿De qué depende que el cierre sea eficaz? Como el área de superficie de la placa es relativamente grande la fuerza creada por el campo magnético es suficientemente fuerte para mantener la puerta cerrada incluso aun cuando estén sometidas a un fuerte stress mecánico.

La seguridad la proporciona el cuerpo del electroimán, al crear el campo magnético activado por una corriente eléctrica. Este está fabricado sobre un núcleo de un material conductor (hierro normalmente, aunque en algunas modelos mas avanzados se emplean aleaciones o materiales especiales de alta conductividad) sobre el que se enrolla un cable barnizado en cobre para generar una bobina. La bobina, cuando recibe impulsos de corriente eléctrica, se convierte en un imán de alta potencia capaz de atraer objeto metálicos (en este caso la placa situada sobre la puerta), pero  que también acaba perdiendo sus propiedades magnéticas en el momento que se corta la corriente, dejando de atraer la placa metálica.

El efecto magnético generado dentro del dispositivo electrónico es controlarlo por la existencia y paso de una corriente eléctrica, así que el estado de apertura de puertas (abierto o cerrado) puede hacerse tanto mediante la activación eléctrica del automatismo bien empleando un interruptor manualmente o bien mediante alarmas u otros sensores electrónicos o activadores automáticos.

¿Son dependientes de la Corriente Eléctrica para abrirse?

Si, pero en realidad, no. Los dispositivos pueden programarse con dos disposiciones cuya terminología a veces es un poco confusa, pero aclaremos:

Modo A Prueba de Fallos (Fail Safe), donde en caso de corte en la corriente eléctrica, la puerta quedará abierta.

Modo Seguro (Fail Secure), donde en caso de corte de corriente, la puerta queda bloqueada.

Como es natural, el modo a prueba de fallos que mantenga la puerta cerrada requiere de mantener una corriente eléctrica continuamente para mantenerse cerrada, por ello no suele emplearse casi nunca si tienes necesidad de mantener un grado de seguridad alto y por ello se emplea mayoritariamente en interiores (hay algunas ocasiones y algunos modelos en los que se emplean baterías de respaldo y sistemas de Unlimited Power Supply, pero no lo recomendamos porque complica innecesariamente la instalación, tampoco garatiza y cuando para esos casos hay soluciones mejores), es posible combinar en la puerta otros tipos adicionales de cerraduras en caso de que no vayan a ser utilizadas o simplemente para reforzar la seguridad cuando no se empleen o no hay tránsito de gente.
En cambio, su uso es especialmente recomendable para puertas y salidas de emergencia, puertas de secciones interiores y sistemas antiincendios, porque son cerraduras que carecen de partes móviles o mecánicas y son más fáciles de mantener y son menos susceptibles de fallos que otros tipos de cerraduras como los cerraderos eléctricos o mecánicos, y además, en caso de necesidad se pueden abrir todas de golpe desde una localización central (central de alarmas o central de seguridad).

Cerradura Electromagnética Instalada

Cerradura Electromagnética Instalada

Características y Propiedades

A la Hora de definirlas ya hemos mencionado unas cuantas, pero vamos a resumir:

  • Son útiles para montaje exterior o interior
  • Necesitan de un ajuste cuidadoso entre el electroimán y la placa
  • Permite conocer el estado de una puerta a distancia (si esta cerrada, abierta, etc..)
  • Fácil instalación y mantenimiento mínimo
  • Hay mucha variedad de modelos
  • Se pueden adaptar a casi cualquier tipo de puerta (madera, metal, vidrio, etc..)
  • Son fáciles de integrar en cualquier sistema de control de accesos.
  • Tiene buena resistencia a la intemperie
  • Son muy útiles y recomendable en situaciones de elevada cantidad de tránsito a través de la puerta.
  •  Se les puede instalar otros complementos y jugar con sus características, como son mayor o menos fuerza de retención, alimentación, consumo eléctrico, dimensiones, peso, conectadas a temporizadores, sensores y dispositivos indicadores de estado.

Y por supuesto, las dos características mas importantes son:

  • No utilizan llaves
  • No tienen partes móviles

Lo que facilita el mantenimiento y baja el coste

Confío en que la información os sea de utilidad, próximas entradas daremos más detalles sobre su uso, instalación y características de los modelos.

 

 

 

Cerrajero-urgente-web Cerrajero-facebook twitter-bds Cerrajeros Linkedin BDS Cerrajeros Google Bds Cerrajeros

Anuncios